Las redes sociales son un factor fundamental para el conocimiento de tu empresa y la mayoría de las estrategias de marketing incluye un punto relacionado con las Redes Sociales, ya que el alcance de las RRSS es un factor indiscutible y aúna en un mismo espacio a usuarios y empresas.
Hay múltiples plataformas especializadas en públicos objetivo distinto, por lo que la forma de llevar a cabo una campaña de marketing debe ser distinta entre las distintas plataformas de redes sociales.
Un buen uso de las RRSS puede ayudar a dar visibilidad a una empresa, aumentar el conocimiento de marca, crear una audiencia, interactuar con ellos y atraer a clientes potenciales, entre otras muchas cosas más. Debido a los múltiples beneficios que nos ofrecen, es importante que la gestión de Redes Sociales para empresa se lleve de forma profesional y siguiendo unos objetivos claros.

Cómo enfocar tu estrategia de Redes Sociales:

Uno de los factores más importantes de seguir una estrategia de redes sociales para empresas es el retorno de la inversión (ROI), ya que es uno de los medios más rentables.

  • Establece tus objetivos: la principal ventaja de realizar una campaña de publicidad es que te permiten ser muy específicos, con un producto concreto y para una audiencia determinada.
  • Inversión: la inversión en RRSS no tiene porqué ser elevada, hay veces en las que únicamente con el tráfico orgánico y cuidando a tu audiencia puedes conseguir grandes beneficios. Otras veces, invirtiendo muy poco en las campañas también obtienes grandes resultados y, cuando tengas los resultados podrás decidir si aumentar esa inversión o no.
  • Fomenta la participación: la comunicación con tu audiencia puede ser muy beneficioso ya que tienes las opiniones de tus clientes, generas confianza, aumentas el conocimiento de tu marca y crearás fidelidad. Además, fomentarás que te comenten cosas que les gustan o a mejorar para aumentar su experiencia.
    Aumenta la satisfacción del cliente: si como empresas estableces una comunicación fluida con tus clientes y te comprometes con ellos, éstos se sentirán más valorados y satisfechos. Además, tener presencia en redes sociales aumenta la confianza del cliente ya que sabe que hay más formas de comunicación y puede leer las opiniones del resto de usuarios.
  • Tráfico hacia tu web: un enfoque muy común de estrategia de redes sociales es la de atraer a los seguidores a tu página web. Hay veces que consigues tráfico de clientes potenciales que de otra forma no habrían llegado a tu web. Cuanta más visibilidad más posibilidades hay de aumentar tus ventas.
  • Establece KPIs: para saber si tu estrategia está dando sus frutos es muy importante que establezcas los objetivos que quieres conseguir (KPIs). ¿Qué acción concreta quieres llevar a cabo? (atraer tráfico a tu web, generar clientes potenciales, crear audiencia, aumentar visibilidad, tener más seguidores…). Necesitas que este objetivo sea lo más específico y alcanzable posible.
  • Crea tu buyer persona: define cómo sería tu cliente ideal, sus necesidades, sus gustos, sus inquietudes, etc. de esta forma, podrás enfocar tus estrategias de redes sociales a sus gustos y sus necesidades. Además, debes conocer qué días y a qué horas es más probable que tu audiencia esté en la plataforma. De esta forma, te asegurarás de que ven tus publicaciones.
  • Analiza tu competencia: mira qué está haciendo la competencia en sus perfiles de redes sociales, estudia qué es lo que más gusta a sus seguidores y lo que menos y conoce qué tipo de contenido muestra a sus usuarios. Es importante destacar que lo que les funciona a ellos puede no funcionarte a ti, así que conoce a tu audiencia y sé creativo.
  • Contenido original y creativo: encuentra un equilibrio entre el compromiso con tus seguidores y el contenido promocional, ya que si “vendes” demasiado tus productos, tus seguidores perderán el interés. Por otro lado, un contenido que cada vez está más presente y genera más interés, es el vídeo, ¡utilízalo!

 

Errores más comunes en las estrategias de redes sociales:

No siempre es fácil llevar una estrategia de redes sociales y hay muchas veces que caemos en unos errores muy comunes:

  • No tener el perfil completado al 100%: aunque pueda parecer algo obvio es muy común que por culpa de las prisas, se creen los perfiles sin poner toda la información o pensando que ya lo has puesto en otras plataformas y no es necesario ponerlas en esta. Optimízalos al máximo con keywords y enlaces.
  • Estar en todas las redes sociales: ¿te suena esto? No por estar en todas las redes sociales que existan vas a conseguir tus objetivos. Hay veces que tu público objetivo están en otras RRSS y es imposible conseguir contenido adecuado para cada una de las plataformas. Por ello, es primordial crear una estrategia de Social Media para saber en qué Redes Sociales estar ya que cada una tiene un objetivo diferente y se dirige a un target distinto.
  • Seguidores falsos: existe la falsa creencia y sobre todo cuando estás empezando con tu perfil que cuantos más seguidores mejor y hay empresas que pagan por obtener seguidores falsos.
  • Cantidad antes que calidad: relacionado con el punto anterior, muchas marcas prefieren tener muchos seguidores (reales) sin importarles quiénes son ni si comparten objetivos con nuestra marca. No sirve de nada tener seguidores que no interactúen con nosotros. Debes dirigirte a tu público objetivo y captar su atención.
  • Hablar únicamente sobre tu producto: El yoismo no gusta a nadie, ya sea entre las relaciones personales o hablando de la marca. No te centres únicamente en hablar de ti, de tus productos, de tu empresa y comparte contenido variado que genere interés y no sea únicamente autopromoción.
  • Utilizar hashtags sin sentido: los hashtags son muy importantes en nuestras publicaciones de Twitter o Instagram, pero es importante usarlos con cuidado y no tiene sentido poner hashtags a mansalva.

 

Es importante tener una estrategia de redes sociales para empresas definida y que tenga en cuenta los máximos factores posibles que puedan desencadenar el éxito o el fracaso de las mismas.