¿Te ha pasado alguna vez que has visto una campaña publicitaria o la presentación de una marca, pero no recuerdas nada de ella? Claro que sí, pero no te acuerdas. ¿Por qué crees que pasa? Es muy simple: la historia en sí no te hace sentir nada. Y por eso el storytelling es tan importante para las empresas. ¿Pero cómo hacer que tu comunicación de marca mejore con esta técnica?

El storytelling es una estrategia de marketing a través de la que una marca atrae las miradas de su audiencia contando su historia. Este historia puede ser cómo nació la marca, cómo ha evolucionado o en qué se sustenta.

Forma parte del marketing emocional que tanto se demanda actualmente. Los contenidos que los usuarios consumen son tantos, que necesitan algo que les haga vibrar: con emociones. ¡Así que prepara ya tu estrategia de storytelling para inspirar sentimientos y conexión con tu target!

Trabajar con las mejores agencias

¿Buscas una agencia? Sortlist tiene la base de datos de agencias más grande del mundo. Desde que Sortlist fue creada hace más de 5 años, hemos analizado más de 50,000 agencias alrededor del mundo para hacerlo más fácil para ti. Dependiendo de tus necesidades y presupuesto, nuestro equipo te guiará gratuitamente durante tu investigación.

La razón por la que el storytelling es tan importante para las empresas es porque en la vida de los negocios estás constantemente convenciendo a la gente con una historia. Por supuesto, ser capaz de convencer a alguien no sólo se hace con argumentos y hechos bien fundados. Lo que importa es que sepas cómo atraer a la gente a nivel emocional.

De esta manera estás en contacto con tu audiencia y con las experiencias que han tenido. Se sienten involucrados, porque parece que ya lo han visto o experimentado ellos mismos. Si tocas a alguien en el plano emocional, es menos probable que lo olvide e incluso existe la posibilidad de que transmita el mensaje a otros.

¿Pero qué efecto tiene el storytelling? A continuación puedes ver varios aspectos a los que contribuye esta técnica.

estrategia storytelling

Atrae clientes y talento

El storytelling es igual de útil para una estrategia de employer branding; cuando empiezas a leer un libro, siempre empiezas por el Capítulo 1. Formas una imagen situacional, llegas a conocer al personaje principal y eventualmente la historia se apodera de la audiencia. Esto es lo que necesitas, y es un efecto importante de la narración: hacer que se sientan parte, o que quieran formar parte de la historia.

Es por lo que, además de para atraer potenciales consumidores, también se utiliza como técnica de captación de talento, mediante employer branding. Es decir, no solo mejora tu imagen para generar más ventas, sino también para que más personas quieran trabajar contigo.

El storytelling conecta

El storytelling funciona porque crea un vínculo con los lectores. Además, la mayoría de los empleados no saben cuál es la misión y la visión de su propia empresa. Esto hace que surjan diferentes e incoherentes puntos de vista dentro de la organización, todos los cuales se supone que deberían estar alineados.

Por ello, contar la historia de un negocio mediante el storytelling puede cambiarlo. Porque, como se te hemos dicho antes, una historia conecta a las personas.

Contar tu historia da sentido a tu marca

Al poner tus valores, misión y visión de empresa en un mismo sentido, la historia que cuentas da vida a tu marca. ¿Pero cómo se hace? Intenta partir de dar una respuesta a «por qué existe mi marca».

Todas las demás preguntas carecen de la convicción, el impulso y la respuesta a la pregunta: por qué existe la empresa. Si puedes responder a esta pregunta por medio de deseos y sueños, puedes crear una historia de tu negocio. Ahora los empleados, las partes interesadas, los proveedores y los consumidores podrán identificarse con ella.

La dirección de la historia

El storytelling trae conexión a la vida y hace que valga la pena perseguir objetivos comunes. De esta manera, esta técnica de contenidos se orienta a transmitir tu historia a potenciales consumidores y empleados.

Los storytellers solían dar a la gente orientación y dirección en tiempos inciertos y oscuros. Eso es lo que hace el storytelling en el presente: dar a la gente un apoyo y una dirección. Una historia de marca basada en los deseos y anhelos, que se fundamenta y amplía con estrategias de marketing digital, no hace más que dar a las personas soporte y dirección.

El storytelling representa tu marca

¿Pero cómo se hace una buena historia? Para crear una historia que emocione, hay que tener en cuenta algunos aspectos que mencionaremos a continuación. Aseguran la fluidez de historia y mantienen a tu lector atento hasta el final de la misma.

1. El personaje principal

La comunicación centrada en el cliente, por supuesto, gira en torno a su cliente. Por eso debes asegurarte de que él sea el protagonista de tu historia. Compáralo con un cómic o un libro; 9 de cada 10 veces la historia no es sobre el escritor, sino sobre otro personaje. Asegúrate de que tu cliente esté en el centro de todo tu contenido.

2. La ambientación

Tu cliente siempre tiene deseos y necesidades que debe satisfacer. No importa si quiere comprar sushi o irse de vacaciones por mucho tiempo. Sea lo que sea, lo disfrutará. Todos tienen metas, sueños y deseos que quieren cumplir. Y no siempre será tu producto o servicio, pero seguro que, si son consumidores fieles, te tendrán en cuenta.

3. El conflicto

¿Qué hace que una historia sea aburrida? Podemos enumerar cientos de errores en una estrategia de contenidos, pero el mayor error de todos es no incluir un «nudo» o conflicto que desenlazar en tu historia. En nuestra vida personal, normalmente intentamos evitar los conflictos. Debe incitar lo contrario que cuando escribimos una historia, crear adversidad.

Si un cliente se encuentra con algo y entra en «conflicto» consigo mismo, porque no sabe cómo resolverlo, tienes que estar ahí para él en ese momento. Si eres capaz de nombrar este conflicto, demuestras que lo entiendes y puedes ayudarlo más durante el proceso.

4. Desenlace

Después de un conflicto, por supuesto, hay que encontrar una solución. Cuando hayas mostrado comprensión sobre el problema de tu cliente, dale lo que necesite en ese momento. De esta manera atraes al cliente y el resto llegará de forma natural.

5. Resultados

Ahora que el cliente sabe que le entiendes, o al menos lo intentas, habrás sentado las bases para una relación sana. Cuando surge una conexión emocional, es más probable que tus clientes compren un producto o servicio. El storytelling es un ingrediente para contenidos comerciales. La historia en sí no es tan importante. La forma de contar la historia es a menudo más importante que los propios hechos.

content marketing

Hacer llegar un mensaje positivo y creíble a través del storytelling generará un valor emocional con cualquier producto o servicio. Asegurará que tu marca conserve su singularidad y te diferencies de la competencia.

Como todas las buenas historias que se nos cuentan desde nuestra infancia hasta el presente, se quedan en nuestro subconsciente, proporcionando una base ideal y fiable para juzgar lo que percibimos, incluyendo las compras de los consumidores.

Es por eso que una estrategia de storytelling es estrictamente necesaria para conectar con tu público objetivo.