identidad de marca
Branding

¿Qué es y cómo hacer un manual de identidad corporativa en 7 pasos?

5,00/5(3)

Si te preguntamos sobre la diferencia entre identidad corporativa, imagen de marca y posicionamiento de marca, ¿podrías responder sin titubear?

Entender en profundidad estos conceptos va a afectar directamente la manera en que se comunica tu marca y la efectividad de los mensajes que emitas para tu audiencia.

En este artículo te explicamos a detalle el concepto de identidad corporativa y cómo puedes desarrollarla para tu empresa.

¿Qué es la identidad corporativa?

La identidad corporativa es la forma de una empresa de presentarse al mundo. Si bien es común pensar que se limita al logotipo de la misma, la verdad es que ella viene dada por una serie de elementos que, si bien incluyen el logo y el diseño corporativo, abarcan mucho más.

La identidad corporativa viene dada por dos grandes elementos: internos y externos.

Dentro de los internos nos encontramos con:

Mientras que en los externos vemos:

Desde Sortlist queremos animarte a que pienses en la identidad corporativa como si fuera la personalidad de tu compañía manifestada de forma física y tangible.

Son las imágenes, las sensaciones, las emociones, la filosofía y los principios que tu empresa transmite. Podríamos incluso decir que es una mezcla entre el qué es tu empresa y el cómo la presentas ante tus clientes, tus empleados y tus stakeholders.

Tomarse el tiempo para desarrollar este concepto dentro de tu empresa trae consigo una serie de beneficios. Uno de los más obvios es que te permite alinear las comunicaciones, tanto internas como externas, y por supuesto, tener un mayor control sobre qué y cómo se comunica tu empresa.

La identidad corporativa también te va a ayudar a diferenciarte de la competencia, a posicionarte en el mercado y en las mentes de tus consumidores.

Sin embargo, sus beneficios no terminan allí. Al ser una herramienta que te va a ayudar a comunicarte de forma consistente y alineada con tu misión, visión, y valores te va a permitir desarrollar la confianza de los diferentes stakeholders en tu organización y la lealtad de tus clientes.

3 ejemplos de identidad corporativa

Para ayudarte a entender mejor cómo se aplica este concepto, compartimos 3 ejemplos de identidad corporativa de diferentes empresas reconocidas a nivel mundial.

Caso 1: Apple

Empresa mundialmente conocida por sus productos como computadoras personales y dispositivos móviles. Sin embargo, su éxito no radica tanto en lo que venden sino en sus estrategias de mercadeo y cómo han logrado captar la atención y la lealtad de sus consumidores al apelar siempre a una conexión emocional.

Apple: Ejemplo de identidad corporativa de una empresa

Lo vemos una y otra vez en sus comunicaciones, en su sitio web, en sus piezas promocionales. Apple busca resaltar cómo el comprador se va a sentir al adquirir sus productos.

Transmiten mensajes que apelan al estilo de vida, la elegancia, lo sofisticado, el estatus social, la creatividad y el desempeño. Su línea gráfica, sus colores, incluso su lema «Piensa diferente» refuerzan esta identidad.

Caso 2: Nike

Cuando piensas en Nike ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? Nosotros vemos las palabras deportes, victoria, competencia, éxito, superación.

https://www.youtube.com/watch?v=Rm_aiDpkGmQ

Esto no es algo aleatorio, es lo que la marca ha logrado gracias a la consistencia de sus mensajes a lo largo de años en el mercado. Todas esas palabras no son más que valores altamente evocados tanto en sus piezas publicitarias como en el resto de sus comunicaciones.

Nike: Ejemplo de identidad corporativa de una empresa

De hecho, si lo comparamos con uno de sus grandes rivales, Adidas, vemos una marcada diferencia entre una empresa y la otra.

Sus logos no podrían ser más diferentes, su identidad visual y sus campañas de mercadeo igual. Y vemos como Nike ha buscado simplificar su logo hasta la mínima expresión, manteniendo siempre su slogan «Just Do It» y la esencia de quiénes son. Nike es una marca que inspira a siempre dar lo mejor de uno mismo.

Desde hace tiempo, Nike refuerza sus mensajes de inspiración para las minorías de género, origen o religión. Y lo están haciendo con éxito. Como se puede ver aquí en una de sus campañas publicitarias.

Caso 3: Coca Cola

Cuando escuchas el nombre de esta marca de refrescos, de inmediato te viene a la mente el color, la tipografía, una pieza publicitaria, e incluso el sonido o el olor de sus productos.

Esta es la viva prueba de una identidad corporativa consistente en el tiempo y que ha ayudado a posicionar a la marca en las mentes de sus consumidores.

Coca Cola: Ejemplo de identidad corporativa de una empresa

¿Qué es el manual de identidad corporativa?

El manual de identidad corporativa no es más que un documento (digital o impreso) donde se detallan los principales elementos gráficos de la marca.

Adicionalmente, aquí se especifican las aplicaciones o usos aceptados y prohibidos, la paleta de colores corporativa, las tipografías aceptadas y más.

Las razones por las que te recomendamos tener un manual de identidad corporativa son sencillas.

En primer lugar, es la forma ideal para que haya consistencia en el uso de la imagen de tu empresa. En el manual se van a especificar todos los detalles de cómo usar y cómo no usar la imagen.

Mientras que por otro lado, es una excelente forma de ahorrar tiempo al momento de diseñar una pieza promocional o cualquier arte que tenga la marca. El manual es el documento de consulta por excelencia que debe ser compartido con cualquier agencia de diseño gráfico, diseñador e incluso asociados que vayan a crear artes con tu marca:

  • Piezas para redes sociales
  • Banners
  • Papelería
  • Decoración de tiendas o stands
  • Packaging
  • Anuncios en televisión o prensa
  • Catálogos,
    • Etc.

¿Cómo hacer un manual de identidad corporativa?

Toda empresa y toda marca, sin importar su tamaño, necesita un manual de identidad corporativa. Como dijimos más arriba, este documento va a ayudarles a ser consistentes al momento de presentarse ante cualquier audiencia y en cualquier forma.

Por ello queremos explicarte en 7 sencillos pasos cómo puedes diseñar tu propio manual:

1- Redacta la historia de tu marca, la misión y la visión:

Estos tres elementos son la base para crear la personalidad de tu marca. La hacen más humana. Todos los elementos a continuación deben estar inspirados en este punto.

2- Describe cómo es el logotipo y sus variantes:

Si bien la identidad de tu empresa va más allá del logo, este es el primer elemento visual con el que se relaciona. De allí que debes dedicar una sección para especificar cuál es su uso correcto. Incluye sus variaciones en fondos claros y oscuros. Si se permiten versiones reducidas o no y cuándo se pueden usar.

3- Define la paleta de colores corporativos:

Especifica la paleta de colores que definen a tu marca. Te recomendamos limitarte a cuatro colores o menos. Procura incluir el pantone y sus referencias correspondientes (CMYK, RGB, etc) para material impreso y digital.

4- Especifica las tipografías permitidas:

Estas van a ayudar a reflejar la personalidad de la marca. Hay fuentes que van a transmitir mensajes más informales, coloquiales o infantiles, mientras que otras están asociadas a la formalidad, elegancia y exclusividad.

Identifica cuáles son las tipografías a usar (en los títulos, subtítulos, slogan, textos), la razón detrás de cada una, si deben ir alineadas a la derecha, centro o izquierda y la separación entre letras y líneas.

5- Agrega referencias para patrones, íconos y demás elementos gráficos:

Es usual que las empresas recurran a fotografías, íconos y demás elementos para representar sus marcas. Incluir referencias de los estilos se logra mantener el estilo a lo largo de todas las comunicaciones y artes que se realicen.

Desde Sortlist recomendamos hacerlo incluyendo un moodboard (collage de imágenes inspiradoras) o referencias que les hayan resultado muy bien en el pasado.

moodboard identidad corporativa

6- Define las aplicaciones correctas e incorrectas:

Una de las secciones más importantes de todo manual de identidad es aquella donde se detallan cuáles son las formas aceptadas de uso de la imagen y cuáles no.

Procura detallar todos los usos prohibidos para así evitar errores en el diseño de cualquier arte.

7- Especifica cuál es la voz de tu marca:

Así como la parte visual es clave, el tono de voz, es decir la manera de escribir y de comunicarse también juega un rol fundamental en la manera en que es percibida tu marca.

Redacta cuáles son las formas aceptadas y prohibidas de comunicarse, cuáles son los adjetivos con los que se asocia tu marca, y las buenas prácticas recomendadas.

Una vez hayas completado estos pasos, solo debes plasmarlo en un formato que sea amigable y accesible para cualquiera.

Recuerda que este documento será compartido tanto con tus empleados y equipos de mercadeo, como con tus asociados y vendedores.

7 pasos para crear un manual de identidad

Conclusión

Para cerrar solo queremos recordar que tener una identidad corporativa definida va a ser la clave para la consistencia en todas tus comunicaciones, tanto visuales, como escritas y digitales.

Y esto, a la larga, se traduce en el posicionamiento de tu marca en las mentes de tus consumidores. Siempre puedes recurrir a una de nuestras agencias de posicionamiento de marca si necesita ayuda.

Entonces, ¿estás listo para empezar a trabajar en el manual de identidad corporativa de tu empresa?

close

¡Accede a nuestro contenido exclusivo!

email